Typography is the craft of endowing human language with a durable visual form, and thus with an independent existence. (...) Typography remains a source of true delight, true knowledge, true surprise.

Robert Bringhurst, The Elements of Typographic Style

En un vehículo el sistema de suspensión juega un papel fundamental en la seguridad y en la estabilidad del mismo. Si estás pensando en cambiar los amortiguadores, lo mejor es recurrir a los servicios del taller mecánico de Aurgi, para que puedas conseguir así los mejores precios del mercado. 

Sin embargo, debes tener presente que debes estar revisando periódicamente los amortiguadores para evitar cualquier tipo de inconvenientes. Pero, si no sabes cómo se debe hacer la revisión de los amortiguadores te invito a que sigas leyendo este post atentamente. 

Consejos para revisar los amortiguadores 

Para que puedas revisar bien tus amortiguadores y determinar si están en buen estado debes fijarte en algunos puntos básicos. Dentro de los principales a tener en cuenta están: 

Prueba del rebote 

Es una de las principales pruebas que debes hacer a tus amortiguadores para determinar si están en buen estado o no. Consiste en ejercer presión sobre el coche hasta que la carrocería descienda y luego debes soltar la presión. 

En el caso de que el coche vuelva a su posición en un solo movimiento indicará que los amortiguadores están en buen estado. Por otra parte, si comienza a dar rebotes esto indicará que los amortiguadores están en mal estado y deben ser cambiados. 

Mira la línea de la defensa 

Debes asegurarte de aparcar el coche en un lugar que sea completamente plano para verificar si los amortiguadores están cumpliendo su función. En todo caso, será indispensable mirar desde una distancia prudente que se forme una línea paralela entre el pavimento y la defensa. 

Si el coche se inclina hacia algún lado indicará que el amortiguador de ese lado está en mal estado y que debes cambiarlo. Pero debes considerar que no puedes cambiar únicamente un amortiguador, sino que estos siempre se cambian en pares para evitar inconvenientes en la suspensión. 

Realiza las revisiones de rutina 

Es vital hacer las revisiones periódicas de los amortiguadores en un taller para que ellos verifiquen el estado real de los amortiguadores. En todo caso, se recomienda realizar una revisión por lo menos cada 20.000 kilómetros para verificar el estado de los amortiguadores. 

Así, se podrá detectar cualquier avería, y hacer cualquier reparación en caso de que sea necesaria para prolongar la vida útil de los mismos. Si tu coche deja manchas en el suelo cuando lo aparcas, debes asegurarte de llevarlo de inmediato al taller, porque esto puede significar que los amortiguadores tienen una fuga de aceite. 



Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

  • Recent comments

  • Popular posts

    • None found